Archivos Mensuales: diciembre 2013

De iglesia y estado

Ayer se publicaba en la web del ayuntamiento y se daba una rueda de prensa para los medios locales, en el que el delegado de fiestas Carlos Javier García, presentaba a la persona que va a realizar el bando de Navidad. De esa vecina no tengo nada que decir, tiene todos mis respetos, no he leído el bando y será muy bonito y emotivo, no entro a valorarlo. Al que tengo que criticar, muy enérgicamente, es a Carlos Javier García, ya que declara:

… que el bando tendrá un marcado carácter religioso como así entendemos que debe ser desde la Delegación de Fiestas.

Un bando es un texto que firma el alcalde para hacer saber a la población determinadas cuestiones de interés con respecto a leyes u ordenanzas. Tener que hacer un bando de Navidad ya es raro, aunque se viene haciendo tradicionalmente, pero que tenga que tener contenido religioso es absurdo y roza lo ilegal, ya que como dice el artículo 55 del Real Decreto Legislativo 781/1986 con respecto a los bandos: “…En ningún caso contendrán preceptos opuestos a las leyes“. Y siendo España un estado aconfesional, tengo mis dudas.

Se celebran muchas cosas por estas fechas que desde lo municipal y lo público se pueden defender, y la religión católica no es una de ellas. Porque una institución pública representa a toda la ciudadanía, y esta puede ser creyente o no, puede ser católica o no. Lo que sí somos con seguridad es ciudadanos y ciudadanas. Se podrían resaltar muchas cualidades de estas fechas antes que separar entre creyentes y no creyentes desde una institución pública. De hecho, la Constitución, ese texto que algunos en política usan para darse golpes en el pecho, en su artículo 16.3 dice que el Estado, y por consiguiente las instituciones que lo representan, no tienen ninguna confesión, es decir, el estado es aconfesional. Por lo que darle un carácter religioso (católico) a un bando no tiene sentido alguno. Carlos Javier García debería aclarar sus ideas con respecto a lo que él representa como servidor público, ya que ha tenido que prometer su cargo sobre la Constitución Española. No todas las personas son creyentes, no todas las creyentes son católicas, por lo que ese bando no va dirigido a toda la población.

Pero por supuesto, esta es mi opinión.

Anuncios